Los dos hermanos

Eran dos hermanos: uno se llamaba Dani y el otro Abraham. Abraham tenía 20 años y Dani, 18. Un día fueron a un bosque y encontraron una niña y se la llevaron con ellos. Pasaron los años, esa dulce niña creció y le pusieron de nombre Rocío.

La madre, que la había abandonado, llamada Lola, un día la vio y la siguió hasta la casa de Abraham y Dani. Fue a la policía y les dijo que unos tipos le habían secuestrado a su hija. La policía fue a casa de Abraham y Dani. La policía los metió en la cárcel y Rocío lloraba y lloraba, ella no quería a su madre Lola sino a su padre adoptivo Abraham. Rocío intentó escapar pero Lola, su madre, la vio y le pegó y le chilló: «¡Tonta, más que tonta eres! ¿Dónde crees que vas? ¡Limpia la casa que está muy sucia!».

Abraham, como tenía dinero les pagaron 5.000 € y así fue como escapó. La buscó y la buscó pero no la encontró. Oyó a una niña llorar y era su hija y le chilló en voz baja: «¡Hija, escápate! ¡Corre! ¡Corre! Vámonos de aquí. Hija mía, ¿qué te ha hecho esa mala mujer?». Rocío le respondió: «Nada, me ha pegado cuando intenté escapar.».

A la semana Rocío se fue con Abraham y su tío Dani a Huelva. Allí ella encontró un hombre muy bueno llamado Ángel. Cinco años después Rocío y Ángel se casaron y ya Abraham tenía 42 años, la niña 22 y su tío Dani 40. Ah, y Ángel 21. Tuvieron un niño y le pusieron Gabriel.

Continuará ……

4 comentarios en “Los dos hermanos

Deja un comentario