El amigo invisible

En Córdoba todos los años por Navidad celebrábamos una especie de juego llamado el amigo invisible que creo todos sabéis como se juega pero os lo repetiré:

En una urna metemos los nombres de todos lo de clase (incluido el profe) después la movemos bien y vamos cogiendo cada uno una, pero cuidado no vale decir quien os ha tocado porque si no el juego no tiene gracia elegimos un día cualquiera del 15 al 23 de diciembre y todos los que participen tienen que comprar un regalo a la persona que os haya tocado (por favor comprometeros y comprar el regalo que si no es un rollo) y durante el recreo se lo tenéis que dejar en vuestros sitios, cuando vuelvan tenéis que intentar adivinar quien os ha regalado el regalo o abrirlo. El regalo tiene que tiene dentro el nombre del que os lo ha regalado.

Por favor si en clase aprobamos esto dejad abajo en comentarios quien seguro se va a comprometer.

FELIZ NAVIDAD

El balonmano

El balonmano es un deporte en el que se requiere mucho contacto físico y es muy divertido. Las normas básicas del balonmano son:

  • Siempre se juega con la mano como su propio nombre indica y no se permite el contacto con el pie.
  • Es como el fútbol pero con la mano, tienes que regatear a los contrincantes y marcar gol.
  • Cuando vas a marcar un gol a nueve metros de la portería tienen un área continua y tres metros más para atrás un área de puntos. A partir del área de puntos tienes que dar tres pasos derecha, izquierda y derecha y en esta última saltar y tirar. Si cuando estas tirando te empujan y cometen alguna falta es penalti y en este caso los tiras con el pie izquierdo apoyado en el suelo y cuando vas a tirar no puedes ni moverlo ni adelantarlo.
  • Si cuando tiras a puerta pisas la raya continua no vale.
  • Si cuando estás botando la pelota te paras, la coges, botas y la vuelves a coger es falta y saca el otro equipo. Y si estás parada y das más de tres pasos es pasos y también es pasos cuando estas parada con el balón y estás más de tres segundos con él en las manos. En estos tres casos saca el otro equipo.

Estas son las normas básicas del balonmano. Como veis es un deporte bastante movido, os animo a todos a que lo practiquéis como yo he hecho en Córdoba en el equipo femenino alevín de la Fuensanta. Si queréis ver cómo jugamos podéis poner en Youtube “Adesal vs Algeciras”, “Zalamea vs Adesal” (en este partido, que fue el primero de la competición marqué yo el primer gol) y “Montequinto vs Adesal”. Espero que os guste.

El ratoncito bailarín

Érase una vez un ratoncito llamado Mouse que era muy, muy pobre. Lo único que poseía era un tutú que sus padres le habían regalado antes de morir, después de ahorrar durante muchos años.

No tenía familia, nada más que un primo que lo despreciaba, y que él no consideraba ni de la familia.

Un día cualquiera el ratoncito emprendió un viaje por todo el mundo que consistía en 300 días buscándose la vida. Nada más que se llevó su tutú, que ya estaba destrozado con el paso de los años, y un pequeño trozo de queso que encontró en la basura dos días antes de marcharse.

La primera parada que hizo fue en España, en un pequeño pueblecito de la provincia de Sevilla. Llegó de noche y, buscando un lugar para cobijarse, una luz muy potente le atrajo y llegó a un lugar donde pequeños ratoncitos y ratoncitas, hormigas, grillos y cucarachas bailaban sin parar. Allí se sentó en la barra y el camarero que le atendió le dijo que se animara a bailar flamenco.

Después de una noche ajetreada, a la salida, el mismo camarero le propuso un billete para Francia donde podía bailar sin parar. Le dijo que preguntara por Gustavo, que le ayudaría a alcanzar la fama porque tenía una gran carrera por delante.

A la mañana siguiente cogió el primer avión que salía hacia Francia como le había recomendado el camarero. Después de 5 horas de viaje llegó a su destino y preguntó por Gustavo. Este le dijo que el camarero le había llamado y le había dicho que tenía mucho mérito y que esa misma noche bailaría en París. Así fue: bailó y al público le encantó. A Gustavo también, porque esa noche le había hecho ganar un montón de dinero.

Gustavo le dijo que fuera a Sidney, que allí encontraría la fama. Mouse aceptó y le proporcionó un billete. En el avión el ratoncito se dio cuenta de que allí vivía su gran primo odiado, que era el mánager del mejor bailarín de la historia.

Cuando llegó y se encontró con su primo y le enseñó como bailaba éste se murió de envidia y mandó a sus guardaespaldas que lo llevaran a la cárcel porque decía que le había agredido, y naturalmente era mentira. Finalmente el camarero y Gustavo le pagaron la fianza y a su primo le metieron en la cárcel porque trabajaba en el mundo de la mafia y el ratoncito se convirtió en un gran bailarín de la historia y fue millonario.

El duende del bosque

Érase una vez dos niños llamados Francisco y Violeta que vivían en el pueblo de Losa en Irlandina.

Sus padres eran muy pobres y ellos todos las mañanas cuando se levantaban de su pobre casa tenían que recorrer 6 km para ir al colegio y 6 km para volver.

Después del colegio comían lo que recogían sus padres esa mañana y luego hacían los deberes.

Cuando terminaban dormían una pequeña siesta de media hora más o menos. Más tarde tenían que ir al bosque para recoger la comida para cenar.

Un día soleado mientras que Francisco y Violeta recogían las frutas del bosque un conejo les dijo:

-Niños, seguidme os enseñaré una pradera muy grande donde hay muchas frutas para vuestra pobre familia y podréis jugar con los animalitos.

Ellos sin dudar fuero corriendo detrás del conejo, pasaron por una puerta enorme y efectivamente había un montón de fruta. Estuvieron divirtiéndose hasta el atardecer. Cuando se dieron cuenta de lo tarde que era se dieron media vuelta y la puerta no estaba.

Siguieron caminando y se encontraron una casa abandonada y como ya se había hecho de noche se metieron allí. Cuando se despertaron se dieron cuenta de que la casa era de un horrible fantasma.

Cuando se acercaron a la ventana vieron un horrible paisaje y el conejo se había convertido en un horrible cuervo.

Vieron a un duende y le suplicaron que les sacara. El duende se compadeció de ellos y les dejó salir.

FIN