Algunos chistes

1.

La madre de Jaimito le dice a su hijo:
-Jaimito, me tengo que ir a comprar, tienes que hacer esto:
Friega el suelo con lejía.
Cómete un bocadillo de Nocilla.
Mete a tus hermanas en la cama.
Y mete a los pollitos en el horno.
¿Entendido?
-Sí, mamá -responde Jaimito.
Llega la madre y dice a Jaimito:
-¿Qué has hecho?
-Lo que tu me dijiste mamá -responde. -He fregado el suelo con Nocilla, me he hecho un bocadillo de lejía, he metido a mis hermanas en el horno.
La madre dice:
-¿Que has hecho qué?
Jaimito responde:
-¡Shh! Que vas a despertar a los pollitos que están durmiendo en la cama.

2.

Un hombre se compra un canario por un precio muy barato.
Llega al campo, se pone a saltar muy feliz con él y el canario canta todo el rato, hasta al dormir.
El hombre, enfadado, pues no se podía dormir le dice:
-¡Cállate o te meto en la nevera!
Le mete en la nevera y se pone el canario:
-¡Navidad, Navidad, Dulce Navidad!
-¡Como no te calles te meto en el horno -le dice.
Le mete en el horno y se pone el canario:
-Un rayo de sol ¡wowowo!
-¡Como no te calles te mato! -le dice.
Le mata y se pone el canario:
-Devuélveme la vida que me la has quitao, que me la has quitao que me la has quitaoo
Al cabo de unos días con un gesto de pena se pone a cantar el hombre:
-¡Ay que pena me da, que se me ha muerto el canario!

4 comentarios en “Algunos chistes

Deja un comentario